Academia de danza Neit

c/ Francisco de Vitoria nº 42, Terrassa Barcelona

Beneficios de la Danza Oriental

Esta danza, tiene innumerables beneficios, tanto físicos como psicológicos. Es un buen ejercicio cardiovascular, que mejora la flexibilidad y la fuerza muscular de quien la practica, siendo ella misma la que controla su nivel de exigencia. Es por esto, que es una danza apropiada para personas de todas las edades y constitución. Aporta una silueta característica, que consiste en piernas y pies fuertes, cadera firme, con una musculatura flexible, cintura marcada y definida, plexo abierto y hombros relajados, brazos largos y elegantes y una espalda correctamente alineada. En una sesión bien estructurada, se trabajan prácticamente todos los músculos del cuerpo, como pueden ser cuello, espalda, brazos, abdomen, glúteos y piernas, pero la zona que más se trabaja por excelencia, es la musculatura del suelo pélvico, que tan importante es para las mujeres. Por lo tanto, no es de extrañar que muchos médicos la recomienden para la preparación y recuperación del parto, incontinencia, dolores menstruales, para evitar la rigidez de las articulaciones y corregir la colocación de la espalda, así como para desarrollar la coordinación psicomotriz, y además, funciona como una fabulosa terapia mental, ya que estimula el sistema nervioso-emocional eliminando la expresión de cansancio del cuerpo y el aburrimiento, lo que contribuye a mejorar el grado de bienestar y fomenta la autoestima, despertando el amor propio de quien la practica. Es una danza en la que se trabaja desde el interior, y las personas que la practican regularmente, logran crear un perfecto equilibrio y una íntima conexión entre el cuerpo y la mente.